septiembre 20, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

EXIGEN RENUNCIA DE DIRECTIVOS DEL HOSPITAL BALBUENA POR RED DE VENTA DE INSUMOS

CIUDAD DE MÉXICO, 07ENERO2021.- La capital del país continúa en el punto máximo de hospitalizaciones en lo que va de la pandemia, hasta ayer cifras oficiales indicaron 1 millón 479,835 de casos positivos por covid-19, y 1,165 decesos, además en un sólo día se registraron 13 mil 345 contagios de SARS-CoV-2 en el país. En el Hospital General Balbuena continúan los ingresos por esta enfermedad. FOTO: MARIO JASSO/CUARTOSCURO.COM

Los agarraron con las manos en la masa a los directivos del Hospital Balbuena permitiendo la venta interna de insumos.

Recientemente, por medio de redes sociales y varios medios, surgieron denuncias de pacientes a los que les pidieron que compraran los insumos para su atención en el Hospital Balbuena, dependiente de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

En los últimos días se viralizó el caso de Heydi, la mamá de un joven atropellado internado en el área de ortopedia del mismo hospital. Los médicos le pedían un clavo ortopédico de reconstrucción para poderlo operar y cuando la señora al fin tuvo el dinero, los propios doctores la enviaron con una supuesta proveedora que opera dentro del hospital.

De acuerdo con la titular de la Secretaría de Salud local, Oliva López, estos actos de corrupción son inaceptables por lo que, informó, ya pidieron la renuncia inmediata del director del hospital, Antonio Albarrán; del jefe de Ortopedia, José Antonio Peñafort García; así como de los médicos involucrados en la red de corrupción. 

Explicó que desde el día de hoy ya levantaron las actas administrativas, mismas que enviaron al órgano interno de control para hacer las denuncias necesarias. Afirmó que existe una empresa privada involucrada en la venta de insumos pero no dio el nombre.

¿Que sucedió en el Balbuena?

Heydi es la mamá de un joven atropellado que necesitaba un clavo ortopédico para poder ser operado en el Hospital Balbuena. Los médicos le dijeron que ella tenía que comprarlo y la mandaron con una proveedora que operaba dentro del propio hospital.

En un principio costaría 9 mil pesos pero al final le pidieron 14 mil pesos por la pieza. En lugar de la mamá, entró a hacer el pago una reportera de Imagen Televisión, quien pudo grabar cómo operan los proveedores dentro del nosocomio con el conocimiento del director y de los médicos.

El pago no se hizo en la caja del hospital sino en efectivo se entregó a la supuesta proveedora a escondidas, detrás del hospital.