abril 23, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

Tunden en redes a Samuel García tras contar su «dura» juventud al jugar golf.

El aspirante a gobernar Nuevo León compartió en una entrevista que aunque los viernes se desvelaba con sus amigos, su padre lo obligaba a levantarse el sábado para jugar golf. Eso lo marcó en su vida, admite.

El precandidato a la gubernatura de Nuevo León por Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, causó polémica en las redes sociales por declarar en una entrevista que su padre era muy duro porque a los 15 años de edad, lo hizo trabajar en su despacho de abogado, y aunque los viernes salía a pasear con sus amigos y regresaba a las dos de la madrugada, lo obligaba a levantarse el sábado a las cinco de la mañana para que lo acompañara a jugar golf y pagarle su sueldo después de recorrer los 18 hoyos en el campo.

Durante la serie de entrevistas “Lo esencial” de Farick Diek, García Sepúlveda señaló que esa etapa de su vida lo marcó, ya que su padre fue muy duro y exigente y aunque en un tiempo se lo llegó a recriminar, hoy se lo agradece.

Afirmó que eso lo preparó para triunfar en el mundo de la abogacía, al conseguir títulos académicos de maestrías y doctorados y forjar un patrimonio; además de que lo preparó para conseguir en la política a sus 32 años, una diputación local y un escaño senatorial, lo que otros andan buscando más allá de los 50 años.

El precandidato mencionó que se fue a estudiar al extranjero durante un semestre de la prepa y al regresar sus amigos le organizaron una fiesta y como nueve de llos se quedaron a dormir en su casa. Agregó que a las seis de la mañana su padre va y lo levanta, mientras avisó a sus amigos que su esposa ya les había hecho de desayunar, a él le dijo que se metiera a bañar porque se iban a trabajar a la oficina.

Señaló que su padre le fue diciendo en todo el camino que ya había gastado muchos dólares, que era momento que se pusiera a jalar o no le daría dinero. “Iba a la prepa de ocho a dos, y papa le decía a mama ‘no le hagas de comer, acá le voy a tener su comida’, yo me iba a la oficina y más tarde al (futbol) americano, pero era bien duro porque me decía: ‘si quieres que te pague la semana, te tienes que ir conmigo al golf el sábado y terminando los 18 hoyos te pago la semana'».

“Entonces lo odié porque mi raza salía el viernes, y yo pues salía también los viernes, te metías a las dos de la mañana y te levantaba —su padre— a las cinco; odié el golf, olvídate, y me hizo trabajar muy joven, pero luego se lo agradecía”.

Las confesiones de Samuel sobre la dureza de su padre provocaron muchos comentarios de burla en las redes sociales, pues los usuarios expusieron que tanto el senador con licencia como su esposa, Mariana Rodríguez, son muy sufridos; “a ella se le perdieron las chanclas” (según contó en un video sobre sus momentos más difíciles que le han pasado en la vida), «y a él no le pagaban hasta el hoyo 18”.

Un usuario de redes sociales expresó: “Definitivo, Dios les da las peores batallas a sus mejores guerreros”, mientras otro cibernauta señaló “cuánta insensibilidad e ignorancia en un solo fifí”. Y se burlaron: “cuánto sufrimiento tener que levantarse a las cinco de la mañana para ir a jugar golf, mientras otros tienen que hacerlo para ir a ganarse el sustento».