julio 27, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

Grave, estudiante que recibió descargas eléctricas de policías en Toluca

Un estudiante que presuntamente fue agredido con descargas eléctricas por policías del Edomex, está grave.

Afectaciones en corazón, riñones y otros órganos, son las afectaciones que tiene el estudiante Jonathan Iván Arroyo de 26 años de edad, luego de recibir al menos 10 descargas eléctricas, por parte de policías del Estado de México.

La noche del pasado lunes 14 de diciembre, Jonathan se dirigía a su domicilio en compañía de su primo Erick Alejandro de 19 años de edad, luego de jugar basquetbol, pero al salir de las canchas, fueron retenidos por cinco policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado de México, sin embargo, los jóvenes corrieron hacia su domicilio ubicado en calle Ceboruco, en la colonia Aztecas en el municipio de Toluca para evitar ser arrestados, pero al poner resistencia, Jonathan fue sometido con descargas eléctricas.

El estudiante, finalmente, fue llevado a la agencia del Ministerio Público, pero no fue recibido, ya que permanecía severamente golpeado e inconsciente, por lo que fue trasladado al hospital Nicolás San Juan, donde fue reportado con daños en corazón y riñones a causa de haber recibido las descargas eléctricas.

Vecinos grabaron agresiones a estudiantes

Vecinos de Jonathan grabaron con sus celulares las agresiones que sufrió a manos de los policías, y las entregaron a los padres del joven estudiante de Criminología, quienes iniciaron una carpeta de investigación ante la Fiscalía estatal por el delito de intento de homicidio. Los policías que ejercieron las agresiones al joven aún no han sido detenidos, mientras que Jonathan se debate entre la vida y la muerte.

¿Qué dijo la SSP del Edomex?

La SSP del Edomex indicó en una ficha informativa, al respecto de las agresiones al estudiante, que los jóvenes fueron quienes agredieron a los policías y que el joven detenido se encontraba bajo los influjos del alcohol, además de que se le había encontrado hierba verde con características de la marihuana por lo que fue detenido.

Además, acotó que el personal operativo adscrito a la Coordinación General de Grupos Tácticos, no hace uso de armas de electrochoques denominadas “taser”.

La dependencia de seguridad estatal indicó que el padre del estudiante Jonathan intentó sobornar a los oficiales para que su hijo saliera libre y fue en ese momento que el joven presentó malestar, pero no aclaró el estado de salud del chico, quien al arribar al hospital fue diagnosticado con afectaciones en órganos por descargas eléctricas en el cuerpo.