julio 27, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

En Tamaulipas, obligatorio poner en casas un aviso de animales peligrosos

Se reforma la Ley de Protección Animal del estado para que los propietarios coloquen señalamientos claros y visibles donde alerten, para evitar ataques a personas u otros animales.

Algunas personas, han optado por tener como mascotas a animales que por su naturaleza, raza o especie resultan ser peligrosos para la población y otros animales; por ello ahora será obligatorio en Tamaulipas colocar avisos en las casas de que existen animales peligrosos.

Los diputados refieren que hay animales peligrosos y que se corre un alto riesgo al tenerlos como mascotas, como si fueran cualquier otra especie inofensiva, pues, en algunas ocasiones las personas propietarias de éstos, no cuentan con las suficientes y debidas medidas de seguridad y capacidad para tenerlos.

Debido a ello, subrayan, se han dado casos en los que personas, incluso niñas y niños u otros animales, desafortunadamente, sufren ataques de animales peligrosos, ocasionando en ellos lesiones que afectan severa y drásticamente su integridad física incluso, poniendo en riesgo la vida de las personas.

Esta situación fue analizada por la Comisión de Estudios Legislativos quien dictaminó a favor la reforma a la Ley de Protección Animal de Tamaulipas y después fue aprobada en el Congreso del estado.

​Ahora que establecida la obligación que tienen los propietarios de animales peligrosos de colocar avisos que alerten del riesgo en el lugar donde se encuentre el animal, con la finalidad de que los espacios de dichos animales sean respetados y se alerte a las personas sobre el riesgo de acercarse a estos.

Con la iniciativa presentada por el PAN; se reforman las fracciones II y III y se adiciona la fracción IV al artículo 29 de la Ley de Protección a los Animales de Tamaulipas.

Así queda la ley

ARTÍCULO 29.- Los propietarios, criadores o tenedores de animales manifiestamente peligrosos, están obligados a:

Colocar avisos claros y visibles que alerten del riesgo en el lugar donde se encuentre el animal.