febrero 24, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

Elena Poniatowska revive la polémica sobre las mañaneras de López Obrador

La escritora Elena Poniatowska, una de las seguidoras de mayor perfil de Andrés Manuel López Obrador, reavivó esta semana la polémica sobre la utilidad y los fines de las conferencias de prensa diarias del presidente mexicano, conocidas como mañaneras. ‘Es un exceso del presidente López Obrador con tantas mañaneras, es un abuso del poder presidencial obligar a los periodistas que vayan todas las madrugadas a hacer preguntas a modo’, dijo Poniatowska en una entrevista del portal Índice Político publicada el lunes.

Tras la indignación de los simpatizantes del mandatario, la escritora de 88 años cambió su versión este martes en una entrevista de radio con MVS Noticias, en la que señaló que el periodista que la entrevistó ‘pone de su cosecha’, aunque no desmintió sus declaraciones. ‘Yo creo que es una nueva forma de información muy valiosa y válida, y creo que los periodistas la apreciamos, claro que sí’, dijo la autora. La controversia ocurre mientras el Instituto Nacional Electoral (INE) ha exigido al presidente que deje de transmitir sus conferencias íntegras en este año electoral, en el que 94 millones de personas podrán votar el 6 de junio para renovar la Cámara de Diputados y 15 gobiernos estatales. Los consejeros del INE consideran que estas ruedas de prensa pueden considerarse propaganda gubernamental porque el gobierno presume sus logros, exhibe a periodistas críticos y ataca de forma directa a opositores. ‘El presidente no puede entrar a la cancha electoral para beneficiar o perjudicar a ningún jugador. La neutralidad y la imparcialidad son principios constitucionales’, dijo este martes el consejero Ciro Murayama.

La confrontación escaló la semana pasada, cuando el INE exigió a Presidencia aclarar si hay pagos a reporteros que acuden a realizar preguntas favorables al gobierno. Algunas de estas personas, en particular youtubers o influencers, han generado sospechas entre la ciudadanía por acceder a privilegios como nombramientos diplomáticos, nuevos cargos públicos, acceso a la vacuna contra COVID-19 y candidaturas para ser diputados federales. Presidencia ha defendido las mañaneras que se realizan de lunes a viernes en Palacio Nacional. Asegura que son un ejercicio de transparencia inédito que contrasta con el gobierno anterior, de Enrique Peña Nieto (2012-2018), quien solo ofreció algunas ruedas de prensa en su sexenio. Las reproducciones de estas conferencias suman más de 235 millones de vistas en el perfil de YouTube de López Obrador y otros 50 millones en los canales oficiales del gobierno.

Estas conferencias son una forma de comunicación directa entre López Obrador y sus simpatizantes, porque carecen de límite de tiempo, como refleja el récord de tres horas con 12 minutos de duración de la rueda de prensa del 11 de noviembre. Sin embargo, las declaraciones de Poniatowska han encontrado eco en organizaciones civiles que han criticado las mañaneras, argumentando que hay comentarios engañosos del presidente y ataques a activistas y periodistas. ‘Quienes apoyaron con toda su energía a AMLO para llegar a la presidencia están aceptando que su comportamiento es autoritario y antidemocrático. La secta siempre ataca a los que se salen’, escribió este martes la activista María Elena Morera, presidenta de Causa en Común.