agosto 2, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

César Duarte trianguló recursos por orden de Hacienda y Segob: fiscal de Chihuahua

La ruta del dinero desviado por el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, llegó al financiamiento de campañas en Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Nuevo León, Durango y Veracruz; sin embargo, sus autoridades, en dos casos, se negaron a emprender investigaciones y conocer el destino final de los recursos, a pesar de pertenecer al mismo partido del actual mandatario, Javier Corral.

Af irmó que el ex mandatario era una pequeña parte de una red de corrupción que se dirigía desde las secretarías de Hacienda y de Gobernación, donde en  los tiempos que era encabezada por Alfonso Navarrete Prida, recibió llamadas para «evitar consecuencias por las indagatorias».

Peniche comentó que Duarte usó el dinero del erario para su plan de retiro, que eran tres escenarios: ser el mayor ganadero del norte del país, dirigir el PRI y consolidar un empresa inmobiliaria con su amigo y ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge.

¿Fue difícil materializar la principal propuesta de campaña del gobernador Corral, de dar la red de corrupción de César Duarte?

-Este caso tocaba las partes más sensibles del sistema político a través de maquinaciones que realizó el entonces gobernador, logró cooptar voluntades de personas ligadas a grupos sociales, a partidos políticos, voluntades de empresarios, es decir, prácticamente involucró a toda la sociedad en su esquema de corrupción.

Trascendió a otros niveles hasta el centro del país, en el ámbito federal, al grado de que, según la evidencia que se ha podido detectar, parte de estos recursos se usó para apoyar candidaturas políticas en algunos estados de la república o en elecciones, incluso, federales.

Esto significa que la corrupción en el estado de Chihuahua formó parte de un esquema mayor, que se empleaba, se utilizaba y que es lo que en cierta parte de esa corrupción, a nivel nacional que se generaba en Chihuahua, formaba parte del esquema que se conoce como “La Operación Zafiro”.

Detectamos con certeza seis estados que también recibieron recursos, bajo ese mismo esquema y con la investigación que se hizo, también logramos detectar que utilizaron las mismas empresas fantasma, para justificar el supuesto ejercicio del gasto, para después retornar el dinero a actividades políticas.

Lamentablemente, se les informó, se les avisó del contenido de las investigaciones y lamentablemente ningún estado operó una estrategia anticorrupción, ni tampoco lo documentó en carpetas de investigación, por lo menos, no que sepamos nosotros hasta la fecha.

¿Hubo más resistencias?

La principal resistencia o freno para las investigaciones en materia de corrupción es la red de complicidades que existen en el sistema político, partidos políticos proponen o intervienen en la designación de los altos ministros de la Corte, intervienen en la designación de los consejeros de la Judicatura y de ahí todo se vuelve o todo se confunde en una maraña de compromisos políticos que existen.

De tal manera que cuando tú rebasas cierta línea en tu investigación, en ese momento empiezan a operar los jueces federales, otorgan amparos, frenan investigaciones, los jueces de control actualmente tienen un poder prácticamente absoluto en las carpetas de investigación, te frenan cualquier investigación y lamentablemente en algunos casos, cuando ya nosotros trascendíamos, el estado de Chihuahua llegábamos a temas de carácter nacional, nos encontramos con la resistencia de jueces e incluso de magistrados, ¿por qué no decirlo? que nos frenaron o nos torcieron investigaciones, que, mientras ellos no intervinieron, dieron lugar a vinculaciones e incluso hasta sentencias condenatorias.

Y por el otro lado, cuando ya esto trastocó otros niveles, operaron desde la entonces Secretaría de Gobernación (2018), jueces, tribunales y trastocando todo el sistema jurisdiccional y su tema de procuración de justicia.

Fue un actuar muy lastimoso el que vivimos nosotros en ese momento, incluso por parte de la entonces Procuraduría General de la República y donde prácticamente no hay ánimo político para poder desenmarañar todo.

¿Recibió usted alguna llamada donde le dijeron “Fiscal Peniche, no investigue por aquí porque va a tocar fibras más altas”?

-Sí, absolutamente, en especial, en la anterior administración federal, tuve dos o tres llamadas, incluso alguna de ellas ya en tono amenazante, desde la PGR, nos iniciaron carpetas de investigación absurdas, nos impusieron multas exageradas por decisiones que tomaban de manera arbitraria ellos.

También amenazas de algunos actores políticos, claro, no eran tan evidentes, pero siempre existió esa presión.

Como en el caso Lozoya, de acuerdo con sus declaraciones, él siempre dice que lo presionaron, que lo presionaba Videgaray y que él nunca quiso, en el caso Duarte, ¿hay una mente que estuviera todavía más arriba de él para que se pudiera adherir algún criterio de oportunidad?

-El tema de la corrupción política en el estado de Chihuahua, no hay una cabeza superior, creo que esa es la cúspide, pero es la cúspide, que a su vez forma parte de una estructura mayor, a nivel nacional, dicho de otra manera, yo no vería la posibilidad, de un criterio de oportunidad, por lo menos, no aquí en el estado de Chihuahua, seguramente, el esquema a nivel nacional él pudiera aportar mucha información, pero eso solamente lo sabrá la autoridad federal, y en su caso, aplicará para la autoridad federal.

Para nosotros, él significaba la cúspide, ahora, la parte relativa, a que si estaba obligado o lo presionaban, etcétera, creo que todos los actores que hemos identificado, especialmente los de mayor relevancia, todos tuvieron lo que se llama el libre albedrío, cada quien tomó su decisión y cada quien participó en la corrupción en la medida en la que quiso.

Efectivamente en el tránsito, nosotros hemos encontrado servidores públicos menores, me refiero a un jefe de departamento, un coordinador de área, que ellos, probablemente pudieron sentirse comprometidos a otorgar una firma, y que en la misma investigación te percatas que ellos no tuvieron ningún lucro y ninguna utilidad, respecto de esta conducta, pero que sí fueron el medio para formalizar o dar como resultado el que hubiera un desvío de dinero.

Entonces, cuando tú tienes identificadas esas partes, en donde puedes determinar que no hubo un beneficio individual, un lucro con esa actividad, que efectivamente ellos lo que estaban tratando de hacer era conservar un empleo de 10, 15 o 20 años y que, fueron presionados para otorgar una firma, pero que no tenían la capacidad, ni siquiera para supervisar el cumplimiento de un contrato.

Son los elementos que luego a ti te sirven como testigos para poder documentar un caso de corrupción, porque ellos sí te pueden referir, quién les ordenó, quién les instruyó, hacia dónde se mandó tal dinero y especialmente, muchos de ellos, son los que nos ayudaban para establecer como en la parte de la transición de gobierno, es decir, entre el resultado de elección y la asunción del nuevo gobernador, cómo durante todo ese tiempo se dedicaron a destruir documentación o bien a tratar de subsanar todo lo que estaba de origen torcido.

Para eso nos han servido muchos de estos testigos, incluso para documentar cómo se hacían las entregas de dinero, dónde resguardaban, pero los que están en la cúspide, especialmente los receptores del dinero, esos siempre tuvieron el libre albedrío y la decisión para actuar o no actuar.

¿Se les va a ir Duarte?

-Confío mucho en la justicia, a final de cuentas, el postulado por el cual todos estamos trabajando en esta procuración de justicia y para aquellos que están en la administración de justicia, son de los principios que tú adquieres cuando estás en la carrera de derecho, la justicia ante todo.

Hemos recabado conforme a derecho, todos los documentos que se tienen y que se han agregado, son documentos que han sido allegados con toda la legalidad y todos los que han actuado o trabajado en estas carpetas es gente muy profesional, son personal con mucha experiencia, pero con mucho apego a la legalidad, en eso hago yo radicar la fortaleza de de nuestras carpetas de investigación, desde luego todas esas tendrán que llegar al escrutinio del Poder Judicial, como en todas las instancias, esperamos que se actúe con el mismo rigor y legalidad que ha actuado la Fiscalía General del estado y si así es, nosotros suponemos que esta persona, como a otros más, tendrán finalmente que responder por los actos respecto de los cuales ellos y nada más ellos, tomaron la decisión.