septiembre 20, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

AMLO confirma que los patrones rechazan aumento de 15% al peor salario de América (el nuestro)

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que no se logró el consenso que se deseaba en la Conasami para el aumento del salario mínimo. “No estuvieron de acuerdo los representantes de los empresarios”, dijo sobre el incremento del 15 por ciento al mínimo que entrará en vigor en 2021.

El mandatario confirmó esta mañana que los sindicatos de los patrones se niegan al aumento de 15 por ciento al salario de los mexicanos, que es el más bajo del Continente Americano porque durante décadas se argumentó que subirlo “generaba inflación” o “destruía empleos”.

“No se logró el consenso que se deseaba en la Conasami para el aumento del salario mínimo. No estuvieron de acuerdo los representantes de los empresarios, desde luego sí estuvieron de acuerdo los representantes del sector obrero y el Gobierno. No hubo consenso de las tres partes”, reconoció el presidente en su conferencia mañanera.

Anoche, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) acordó un aumento al salario mínimo en México del 15 por ciento para 2021. Pasó de 123.22 a 141.7 pesos diarios.

El Gobierno federal, que fue representado por la Conasami en el Consejo General de esa Comisión, votó a favor de la propuesta, así como el sector obrero, que puso sus 11 votos a favor.  Pero los 11 representantes del sector patronal votaron en contra de la propuesta del alza global de 15 por ciento, que fue el porcentaje que sugirió hace unos días el propio presidente Andrés Manuel López Obrador.

El presidente mencionó este jueves que los empresarios sí plantearon un ofrecimiento de incremento, pero los representantes de la Conasami consideraron que no era suficiente. “Lamento que no se haya logrado un acuerdo, pero considero que fue una buena decisión”.

López Obrador recordó que durante más de 30 años se castigó el salario de trabajadores mexicanos, incluso, dijo, el salario mínimo estuvo por debajo de la inflación. “Durante todo este tiempo, de estar en el lugar 12 en el mundo en cuanto al salario mínimo, nos caímos hasta los últimos sitios. Llevamos dos años aumentándolo y aún no se avanza, fue una pérdida del 75 por ciento del poder adquisitivo, y los tecnócratas engañaron de que, si se aumentaba el salario una a haber inflación, esa fue la excusa”.

En el primer año de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (2019) se aumentó 16 por ciento el salario mínimo, en su segundo año (2020) el incremento fue del 20, y en este tercer año (2021) será del 15 por ciento, además se decidió tener un salario especial para las trabajadoras domésticas y jornaleros agrícolas.

Sobre el reclamo de los empresarios, quienes se quejaron de que no fue unánime este aumento, el presidente se dijo respetuoso, pero no estaba de acuerdo en su postura de que el aumento al mínimo traería problemas a las empresas.

“Se me hace una exageración que van a quebrar las empresas si pagan este aumento salarial”, dijo.