octubre 25, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

Valencia prohibirá las reuniones de no convivientes

El Consell de Valencia está decidido a restringir las reuniones en los domicilios para todas las personas que no sean convivientes, aunque no tenga manera de controlarlo. La portavoz del Ejecutivo valenciano y vicepresidenta, Mónica Oltra, ha confirmado esta mañana durante la rueda de prensa posterior al pleno del Consell que la prohibición será «inminente» mediante la publicación de un decreto del presidente. ¿Y cómo se controlará la aplicación de esta norma que prohibirá las reuniones en domicilios a personas externas al núcleo de convivencia?

«Es cuestión de autocontrol», ha dicho Oltra, que ha explicado que existe un pensamiento hegemónico del carácter punitivo, pero en realidad la legitimidad la debe dar la adhesión a la norma. «No matamos al vecino no porque lo diga el código penal, sino porque está mal». Oltra ha señalado que «lo que está mal en este momento» es reunirse cuando no toca y la penalización de quienes se salten la nueva normativa que aplicará el Consell de inmediato «será que alguien morirá» porque se habrá contagiado.

La vicepresidenta ha recordado, además, que ya están prohibidas las reuniones de más de seis personas en el ámbito privado. La medida tendrá excepciones, ya que quedarán exentas de la prohibición de reunirse todas aquellas personas que no siendo convivientes estén cuidando a otras personas. Por ejemplo, familiares o personas que deban recoger o cuidar de niños o personas mayores, dependientes o enfermos, o incluso padres separados con custodia compartida.

La vicepresidenta ha reconocido que si el Consell no ha aplicado ya esta medida es porque estaba esperando a que el Gobierno central modificará el decreto de estado de alarma para poder incluirla junto con el adelanto del toque de queda a las ocho de la tarde, pero al no haberlo hecho, el Gobierno valenciano prohibirá las reuniones por decreto. No así con el adelanto del toque de queda, rechazado por el Gobierno central.

En este sentido, Oltra se ha mostrado molesta con el Ejecutivo porque asegura que, si «el Gobierno no está al frente de la pandemia, porque lo están las comunidades, debe estar abierto a cambiar las cosas como le piden la mayoría de autonomías». «Esto no es el mando único como en la primera ola, si no tienen el mando, sería justo que podamos hacer quienes lo tenemos», ha dicho.