febrero 25, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

Inversiones aceleran el mercado de autos eléctricos

Tesla se ha convertido en el principal inversionista para la producción de autos eléctricos. Sin embargo, armadoras como Volkswagen, General Motors, entre otras, ya están desafiando ese liderazgo, pues han acelerado sus planes para incorporarse y acaparar la mayor parte del mercado.

2030 año en que se prohibirá el uso de autos a gasolina y diésel en muchos países

El cambio climático, la tendencia a descarbonizar las distintas industrias e incluso la emergencia sanitaria por covid-19 han impulsado los planes de desarrollo para este tipo de autos considerados como cero emisiones.

Expertos aseguran que esto llevará a las unidades de combustión interna a dejar de ser, en el mediano plazo, la prioridad para las armadoras y de tener una participación mayoritaria en el mercado, pues se está dando paso a las nuevas tecnologías.

Tal es el caso de Volkswagen, cuyo plan de negocios contempla que para 2030 lanzará aproximadamente 70 modelos con tecnología totalmente eléctrica, de los cuales 20 de éstos ya están en producción.

Para esta estrategia, la inversión contemplada es de 73 mil millones de euros.

Por otro lado, la presidenta y directora ejecutiva de General Motors, Mary Barra, anunció recientemente un aumento de 35% el capital que destinará a la fabricación de autos eléctricos y autónomos, para un total de 27 mil millones de dólares hacia 2025, pues el objetivo es ofrecer al menos 30 modelos.

El cambio climático es real y queremos ser parte de la solución colocando a todos en un vehículo eléctrico. Estamos haciendo la transición a una cartera totalmente eléctrica desde una posición de fortaleza y estamos enfocados en el crecimiento. Podemos acelerar nuestros planes de vehículos eléctricos porque estamos construyendo rápidamente una ventaja competitiva en baterías, software, integración de vehículos, fabricación y experiencia del cliente”, dijo.

Juan Francisco Torres, socio de la firma Hogan Lovells, dijo que actualmente México es el séptimo productor automotriz del mundo y el cuarto exportador. Sin embargo, la industria que está enfocada a la fabricación de unidades de combustión interna deberá ajustarse lo antes posible a la tendencia de los eléctricos para satisfacer la creciente demanda o podría quedarse rezagada.

Por su cercanía con Estados Unidos, podría convertirse en uno de los principales exportadores de este tipo de unidades.

No hay vuelta para atrás, la tecnología llegó, la sustentabilidad y el hecho de que no sean generadores de emisiones (los autos) no es una moda, sino el presente y el futuro, por ello debemos ajustarnos y hacer las cosas bien, si no lo hacemos alguien lo hará por nosotros y México se volverá a rezagar, ése es un lujo que no nos podemos dar”, dijo.

Aunque el uso de estas unidades en México podría tardar mucho más, por la falta de infraestructura para la recarga, en países como el Reino Unido han decidido prohibir el uso de vehículos de gasolina y diésel hacia 2030, decisión que también tomó California y que será implementada a partir de 2035, esto como parte de las medidas agresivas que se están tomando para evitar los gases contaminantes.