marzo 3, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

Biden empieza a desmantelar el Quédate en México

El gobierno de Joe Biden inició el prometido desmantelamiento del programa Quédate en México, implementado por su antecesor para anular el derecho de asilo a decenas de miles de solicitantes que ingresaban por la frontera con México, e informó que los detenidos bajo ese programa les será permitido ingresar de manera paulatina a Estados Unidos para el procesamiento de sus casos.

Cumpliendo con su promesa de revertir las políticas antimigrantes del gobierno de Donald Trump –entre ellas renovar programas de protección de deportación y legalización temporal de migrantes que llegaron como menores de edad y quienes huyeron de crisis humanitarias, ordenar la reunificación de niños separados de sus padres e impulsar una reforma que incluye la legalización de 11 millones de indocumentados–, el gobierno de Biden anunció planes para desmantelar el programa que obligó a decenas de miles a esperar el proceso de sus casos de asilo en México.

A partir del 19 de febrero se permitirá el ingreso en fases de unos 25 mil solicitantes de asilo con casos activos a Estados Unidos, lo que estará limitado al procesamiento de unos 600 por día en dos cruces por designarse. En total, unos 70 mil inmigrantes estaban registrados en el programa inaugurado en enero de 2019 que oficialmente se llama Protocolos de Protección Migrante (MPP, por sus siglas en inglés).

Biden suspendió los MPP en su primer día en la Casa Blanca para nuevos solicitantes. Su secretario de Seguridad Interna, Alejandro Mayorkas, comentó que su gobierno está comprometido a reconstruir un sistema de inmigración seguro, ordenado y humano y que este cambio es parte de esos pasos de reforma.

Funcionarios advirtieron que el cambio de ésta y otras políticas migratorias tomará tiempo y solicitaron paciencia. Subrayaron que este cambio no debe ser interpretado como una invitación a que más inmigrantes se presenten en la frontera. Enfatizaron que la mayoría de indocumentados que intenten ingresar de manera irregular serán deportados rápidamente.