julio 27, 2021

Librexpresión

La libertad comienza cuando termina el silencio

Alemania recomienda poner vacuna contra Covid de AstraZeneca solo a menores de 65 años

La comisión alemana encargada de la vacunación indicó el jueves que solo recomienda la vacuna contra el coronavirus del laboratorio británico AstraZeneca para las personas menores de 65 años, debido a la falta de informaciones sobre su eficacia en gente de más edad.

«La vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca está actualmente recomendada para las personas de entre 18 y 64 años», dijo la comisión en un documento consultado por la AFP, explicando que «los datos disponibles hasta el momento no bastan para evaluar la eficacia de las vacunas más allá de los 65 años».

Fuera de esta excepción, la vacuna de AstraZeneca, desarrollada junto a la universidad de Oxford, se considera «tan indicada» para proteger contra el covid-19 como las desarrolladas por los laboratorios BioNTech/Pfizer y Moderna, que ya están homologadas por la Unión Europea.

Las informaciones sobre la vacuna británica deben ser examinadas el viernes por el regulador europeo que debe autorizarla. Cada Estado miembro es libre después de emitir sus recomendaciones sobre el uso de la vacuna.

La comisión alemana es la encargada de gestionar las campañas de vacunación en el país. Dos medios de comunicación alemanes habían puesto en duda la eficacia de la vacuna de AstraZeneca para las personas mayores de 65 años.

Estas afirmaciones fueron desmentidas por el fabricante y por el gobierno alemán, que afirmó que la prensa había mezclado datos.

Sin embargo, el director general de AstraZeneca, Pascal Soriot, sí reconoció que había «un volumen de datos limitados sobre la población de edad avanzada» y consideró «posible» que algunos países prefirieran no administrarla a esta parte de la población por ahora.

Según AstraZeneca, la vacuna es eficaz en un 70% (frente al 90% de Pfizer/BioNTech y Moderna), un resultado validado por la revista científica The Lancet.

Desde hace varios días, el laboratorio británico es blanco de la indignación de los dirigentes europeos, debido a los retrasos en las entregas previstas para la UE.